Residuos Orgánicos

Residuos Orgánicos

Aproximadamente el 50% de los residuos domiciliarios son orgánicos. En los rellenos sanitarios las bacterias los descomponen y producen un líquido que al mezclarse con agua de lluvia y otros desechos, forman una sustancia conocida como lixiviado. Esta se acumula en la parte inferior de los vertederos y puede filtrarse hasta llegar a aguas subterráneas, contaminándolas.

Si separamos los residuos orgánicos, y evitamos que lleguen a los rellenos sanitarios, se reduce la contaminación por lixiviado. Así también se requiere menos transporte para la recolección, ahorrando emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera.

¿Qué hacemos con los residuos orgánicos en casa?

Este tipo de residuos contienen materia orgánica y es bueno separarlos de los residuos comunes. De su descomposición controlada resulta el compost, una tierra de excelente calidad, rica en nutrientes. Contiene nitrógeno, fósforo y azufre junto a una gran cantidad de encimas y bacterias benéficas que son fácilmente asimilables por el suelo.

¿Como hacer compost?

Hacer compost en casa es fácil, basta con acopiar los residuos orgánicos en un mismo lugar. Con ayuda de una compostera se puede hacer ocupando muy poco espacio, sin malos olores y sin atraer animales o insectos.

Primero separamos los residuos orgánicos y los metemos en una compostera intercalándolos con puñado de tierra espolvoreada y una capa fina de pasto seco, paja o cualquier otro material seco para equilibrar la humedad generada. (En caso de no poseer estos materiales secos, podemos usar papel de diario picado).

Dependiendo de la cantidad de residuos orgánicos que generemos, debemos incorporar materiales secos cada 1 o 2 días.

Al cabo de 3 o 4 meses, tus residuos orgánicos se convierten en compost, un abono natural y muy nutritivo para tus plantas.

¿Qué tipos de residuos orgánicos se pueden usar?

• Yerba
• Te
• Café
• Cáscaras de fruta y verduras
• Restos de comida vegetariana
• Filtros de café
• Filtros de cigarrillo
• Cenizas (poca cantidad)
• Cáscara de huevos- pan.

¿Qué tipos de residuos no se deben usar?

• Excrementos de carnívoros
• Carne y huesos
• Salsas y sustancias aceitosas
• Papel coloreado
• Maderas tratadas
• Productos lácteos
• Granos de cereal
• Residuos del filtro de la secadora
• Malas hierbas

Consejos para tener el mejor compost

• Evitá tirar pedazos grandes, cortálos en pedazos mas chicos. Al poner los residuos más pequeños aceleras el proceso de compostaje.

• Mezcla el compost cada varios días para oxigenarlo y acelerar el proceso.

• Se debe alimentar con material húmedo y material seco alternando las capas. Los restos húmedos siempre deben quedar completamente cubiertos para evitar la proliferación de mosquitas. Se pueden cubrir con pastos secos, hojas secas, papel de diario o puñados de tierra.

• La humedad ideal es del 70 % a 80%. Controlar que la materia esté húmeda. No debe secarse, si eso ocurre será necesario regar.

• La temperatura ideal es un clima templado, no exponer a temperaturas extremas (más de 35° y menos de 5°). No conviene ubicarla al rayo del sol, lo ideal es ubicarla a la sombra.